dissabte, 14 de febrer de 2009

Bob Seger - Old Time Rock & Roll

Hola a tothom,

continuant amb la "puntilla" musical de cada setmana us deixo penjat un "temasooooo" de Bob Seger que res té a veure amb l'assignatura de geografia, però que, sense cap mena de dubte, us provocarà unes ganes enormes d'aixecar-vos de la cadira mentres estudieu l'assignatura... Està clar que quan acabeu de ballar-la (perquè segur que ho feu), heu de continuar estudiant... De pas adquirim una mica de cultura musical, que mai està de més. ;D

Bon cap de setmana,


Carta de un immigrante africano a la sociedad española

Señoras y señores de la sociedad española, las palabras no sabrían transmitir lo que siento en este momento en el que me han obligado ¡a la fuerza a volver desde donde he venido! No me ha dado tiempo a decirles lo que me ha empujado a emprender este largo y penoso viaje durante el cual han muerto muchos de mis compañeros de infortunio. Pensaba contárselo en persona, una persona que muestra sobre sí los rastros de los malos tratos y de los sufrimientos de un pueblo oprimido y explotado. Pero este muro que ha sido levantado entre ustedes y yo, hace imposible cualquier encuentro verdaderamente humano entre nosotros y nos obliga a mirarnos desde lejos como el perro y el gato, aunque todos somos ciudadanos del mismo mundo. Dado que no podemos ya hablarnos, permítanme mirarles a los ojos, a través de este muro de separación en forma de alambrada, que ahora separa África de Europa y simboliza la falsedad de la relación que han creado nuestros gobernantes entre el norte y el sur. Este muro de separación, esta alambrada, refleja esta falsa relación en la que las materias primas que vienen del sur y los productos acabados del norte, entre ellos las armas, pueden circular, pero no los hombres. Ha sido totalmente imposible encontrarnos como verdaderos hermanos y hermanas.

Por ello, lean en mis ojos, señoras y señores, el sufrimiento y el dolor que llega de nuestras tierras en las que las multinaciones siembran la muerte y el desarraigo y quieren crear un campo de ruinas en el que sólo haya materias primas, bosques y animales salvajes, para el placer de los turistas. Es el único medio que me queda para que sepan todo lo que sufrimos en África y las causas que producen dichos sufrimientos. Ya sé que los medios de comunicación quizás no se harán eco de mi voz, ni los políticos hablarán en sus reuniones sobre los derechos humanos, porque en el fondo, mi vida como la de todos los pobres del mundo, no cuenta para ellos. ¡Nos sacrifican sin escrúpulos ni vergüenza!

Efectivamente, señoras y señores de la sociedad española, yo soy africano. Vengo de un país empobrecido; un país que ha sido saqueado por las multinacionales occidentales desde hace varios siglos y que ha sufrido guerras atroces, a menudo presentadas como guerras civiles, pero que en el fondo son guerras económicas montadas con el único objetivo de saquear nuestros países y enriquecerse al igual que los dirigentes africanos, desgraciadamente al precio de la muerte de millones de mis hermanos y hermanas. ¿De verdad no podemos construir otro mundo en el que cada persona pueda vivir en paz? Comprenden ustedes, somos víctimas de un empobrecimiento continuo, organizado desde occidente, y ejecutado a menudo por medio de nuestros propios dirigentes al servicio de las multinacionales. Son estas guerras de las que yo huyo y de la miseria que han engendrado en mi país. Quiero sobrevivir y ayudar a vivir a mi familia que se ha quedado en Africa. No quiero morir como una rata atrapada en un incendio. Por eso, como superviviente, vengo a denunciar ante ustedes esta situación inhumana y a pedirles que nos ayuden a construir un mundo justo y humano. Lo que deberíamos comer, lo que debería ayudarnos a desarrollar nuestros países, va a occidente, bien para pagar las deudas que no hemos contraído nunca, bien para comprar armas que nos matan y nos amputan los miembros, haciéndonos así incapaces de contribuir a nuestra propia subsistencia.

Por eso, nos encontramos en una situación tal que no podemos ni cultivar nuestros campos, ni dormir tranquilamente, ni pensar en el futuro de nuestros hijos y de nuestros hermanos. Todo lo que producen nuestros países, sirve a los intereses de las multinacionales apoyadas por los gobiernos europeos y americanos y por nuestros propios gobiernos; mientras que nosotros nos morimos de hambre. En nuestros países, la muerte se ha convertido en un hecho banal; se ve morir de hambre a los niños día tras día, pequeñas enfermedades que podrían curarse fácilmente con un poco de dinero, son causa de numerosas muertes... ¡Ese es nuestro día a día! Como pueden imaginarse, es muy doloroso ver morir de hambre a un niño entre tus brazos, como me ha ocurrido a veces; o haber visto morir a mi padre de una malaria sin importancia que se curaría con pocos medios en cualquier centro de salud. Verdaderamente, ustedes ven hechos parecidos en la televisión; nosotros, por desgracia, nos codeamos con estos horrores todos los días, e incluso entre estas víctimas se encuentran nuestros propios familiares. ¿Creen que se puede soportar una vida así?

Por la noche, mientras esperamos el momento oportuno para poder franquear este muro de separación, nos decimos adios los unos a los unos, por que, en el fondo, ninguno de nosotros sabe qué tipo de cartucho utilizarán los militares que vigilan la alambrada o si uno de nosotros recibirá un tiro o en qué parte del cuerpo. Tampoco sabemos cómo caeremos desde lo alto de una alambrada de seis metros... Y yo me pregunto, ¿será hoy mi último día? Y durante este tiempo, pienso en los compañeros que ya han muerto en este intento y ¡siento desfallecer mi corazón! Pienso en mi familiar, en mis amigos que siguen en África, ¡en mi futuro! ¿Qué futuro? No tengo ninguno... Me siento perdido; me siento inútil, inexistente, como si no tuviésemos ningún valor a los ojos de este mundo; como si no fuésemos más que bestias, sólo buenos para el holocausto y el sacrificio. Pero ¡eso es injusto! ¡Tengo que saltar la alambrada! ¡Me doy cuenta de que no tengo elección! Mientras tanto, pienso en mi país, pienso en todas las riquezas naturales que tenemos. ¿Qué riquezas, me pregunto? ¡Todo lo que hay en nuestros países no nos pertenece!

Todos los días asistimos impotentes a nuestro expolio; quien osa abrir la boca recibe un tiro en la nuca. Por el contrario, occidente nos regala armas y las matanzas continúan en nuestra tierra. ¿Por qué en lugar de ayudarnos a salir del agujero en el que nos encontramos, se nos hunde cada vez más? De hecho, la miseria en lugar de disminuir en nuestros países, aumenta día tras día... Nuestros hijos se encuentran así condenados a vivir con los traumas de la miseria y bajo la amenaza incesante de las guerras. Aquellos que consiguen escapar de la guerra, ¡mueren de hambre! ¡Estamos condenados a la miseria en países en los que el oro, los diamantes, el coltán, el cobre e incluso el petróleo fluyen a raudales! Y ¡siempre para el bienestar de otros! El mundo es malvado ¿verdad? No se sorprendan si lloro mientras hablo; es horrible lo que estamos viviendo. Por eso, con amargura intentaré escalar el muro cuando el momento sea favorable. Vivir o morir, ya me da igual. Nadie se preocupará de mi suerte... Díganme, señoras y señores de la sociedad española, ¿qué mal hemos hecho para merecer esta suerte?

Y mientras pasa el tiempo, siento surgir en mí otro sentimiento. No estamos malditos. ¡Este mundo puede cambiar, me digo! Nosotros también somos hijas e hijos de Dios, a pesar de la miseria y de las guerras. Por eso he decidido tentar a la suerte y venir aquí a su país, para ver si puedo encontrar un trabajo ¡con el fin de sobrevivir y ayudar a vivir a los huérfanos que mi padre me ha dejado! No, no crean que ha sido fácil dejar a nuestras familias, sin saber a dónde vamos, si llegaremos o si podremos regresar. No crean que ha sido fácil para mí dejar a mi madre enferma, sin saber si la volveré a ver con vida y sin saber qué ocurrirá a mis hermanos y hermanas. Pero, ¿qué puedo hacer? No tengo elección. Me hace falta imperativamente ganar lo necesario para comprar medicinas para mi madre enferma, por miedo a verla morir como a mi padre; me hace falta ganar dinero para poder escolarizar a mis hermanos pequeños para ver si mañana quizás pueden salir del grupo de los sacrificados. Quiero trabajar para poder comprar medicamentos para mi hermano que padece el sida. Sólo pedimos eso. Saben ustedes, ¡es penoso ver morir a tu familia ante tus ojos sin poder hacer nada! ¿Creen que es fácil vivir como yo?

He aquí porque he corrido el riesgo de desafiar todo tipo de dificultades de un largo y penoso viaje y que, por suerte, he podido sobrevivir y ahora me encuentro delante de este muro de separación, que me impide decirles cara a cara mi dolor. Pero me queda la posibilidad de que al mirarme lean ustedes a través de mis ojos todo lo que sufro. Les ruego no piensen que es normal que vivamos así. Porque es sencillamente el resultado de una injusticia establecida y sostenida por sistemas inhumanos que matan y empobrecen. Por eso, vengo a pedirles que no apoyen este sistema con su silencio; al contrario, que el sufrimiento que transpira mi piel les haga comprender que es imposible ser un ser humano y callar frente a estas atrocidades inhumanas.

Dios sabe que no soy ni un ladrón ni un bandido; soy simplemente el grito de una víctima, que como todo el mundo, quiere vivir con el sudor de su frente. Estoy seguro de que si conociesen mi historia y la de mis compañeros, no me obligarían a volver de donde vengo ni me abandonarían en un desierto sin ninguna posibilidad de supervivencia. Repito, quiero vivir y ayudar a vivir a mis hermanos, ¡sólo pido eso!

¡Tras los muros de separación de Melilla, Bashige Michel, inmigrante!

12/10/2005

Yolanda jb

diumenge, 8 de febrer de 2009

Voces contra la globalización

Us deixo un enllaç a les 5 entreges de la sèrie documental emesa a TV2 "voces contra la globalizacion". En els següents reportatges podreu veure com es tracten temes com ara la globalització, el deute extern, el calentament global, la pérdua de milions d'espècies, la insensibilitat dels polítics i la despreocupació dels ciutadans devant aquests temes, el tràfic d'armes, les multinacionals...

La estrategia de Simbad
El mundo de hoy
Un mundo desigual
Camino de la extinción
La larga noche de los 500 años

divendres, 6 de febrer de 2009

Me llaman Calle

Us penjo aquest altre videoclip amb el que ens obsequia Manu Chao al seu últim treball (La Radiolina. 2007), simplement perquè a mi m'agrada molt. Aquesta cançó li ha valgut un premi Goya com a BSO de la pel·lícula "Princesas". Es tracta d'una visió molt encertada d'un dels carrers o barris que podem trobar a moltes de les grans ciutats del món. Carrers on treballen dones de la vida, moltes d'elles immigrants...

Clandestino

Us deixo penjat un videoclip de Manu Chao, un cantant compromès amb la majoria de causes del seu temps i amb el món en general. Aquest tema tracta la immigració ilegal des d'una perspectiva propera, real, del carrer... Disfruteu-lo.


Lletra
Cançó: Clandestino
Album: "Clandestino". 1998

Spot publicitari

Hola de nou,

Us deixo el vídeo que ja havíem vist un cop sobre una de les qüestions que hem tractat a classe: els moviments migratori. És tracta d’una campanya que va fer el club de futbol Atlètic de Madrid per a captar socis durant la temporada 2005-2006. Més enllà del missatge futbolístic, el que s’intenta plasmar és la situació de molts immigrants que viuen al nostre país. A partir de la seva visualització us proposo que:

1.- Elaboreu un petit comentari tot explicant els motius pels quals creieu que el personatge menteix als seus familiars en la carta que redacta.

2.- Comenteu quines creieu que poden ser les conseqüències que pot tenir el missatge en el seu país d’origen.

3.- Comenteu 1 aspecte positiu i un altre de negatiu que creieu que provoca la immigració al país d’acollida.

Las nuevas corrientes migratorias

JOSEP PLAYÀ MASET - Barcelona - 03/12/2007 La Vanguardia

Pese a la globalización, a la mejora de los medios de transporte y a las guerras, el número de migrantes en el mundo es muy reducido, apenas un 3% de la población mundial. Los controles fronterizos, las restricciones legales y también el apego al territorio - un sentimiento que no se modifica- reducen el número de desplazamientos, pero aun así se va forjando lo que Gérard-François Dumont, demógrafo y director de la revista Population et Avenir,ha definido como “las nuevas lógicas migratorias”.

Las cifras oficiales de la ONU hablan de 200 a 220 millones de inmigrantes instalados por un largo periodo de tiempo. El último informe de la OCDE, International migration outlook,señala que en el 2005 hubo cuatro millones de inmigrantes en los 30 estados de esta organización, un 10% más que el año anterior. Los flujos más importantes se dirigieron a Estados Unidos, España, Gran Bretaña y Canadá. Pero con relación al 2004, los países con un aumento más significativo fueron Irlanda, Corea y Nueva Zelanda. Según los datos presentados la semana pasada en el Institut Europeu de la Mediterrània, por Jean-Pierre Garson, jefe de la división de migraciones internacionales de la OCDE, el reagrupamiento familiar constituye la principal causa, y descienden las demandas de asilo (sólo 300.000, la mitad que en el 2004). La entrada de estudiantes aumenta ligeramente. Actualmente hay 4,3 millones de estudiantes extranjeros en la OCDE, la mayoría en Estados Unidos (un 25%), seguido de Gran Bretaña, Alemania y Francia.

Pero estos datos no incluyen la mayoría de los inmigrantes temporales, como los colombianos que vienen a la recogida de la fruta en España, ni los directivos y técnicos de multinacionales que hacen estancias cortas en países como China. Dumont considera que deberían añadirse otros movimientos transnacionales, como el de los turistas, en clara expansión. Sólo a Francia llegan cada año 60 millones de turistas, cifra equivalente a la de su población. Y junto a ellos deben situarse los cada vez más numerosos ciudadanos con doble residencia. Son los jubilados que viven unos meses en Alemania y otros en la Costa del Sol y los teletrabajadores que se pueden permitir pasar unos días en Londres y el resto del mes en la Provenza. Y aún debería sumarse la emigración clandestina. En Estados Unidos son diez millones de sin papeles. Y sólo en España hay cerca de un millón. Italia es el otro gran refugio de situaciones ilegales en la Europa del sur.

¿Crecerá la inmigración? Dumont considera que sí, especialmente por las nuevas lógicas migratorias. Junto a los factores tradicionales, de tipo político-religioso, económico y demográfico, aparecen otros: la libre circulación en determinadas áreas (UE, América y ahora China). la internacionalización de las nuevas tecnologías, la expansión de las empresas y las migraciones climáticas. Este último factor lo empiezan a descubrir los europeos del norte que pasan parte de sus vacaciones o de su tiempo laboral en el sur de Europa.

Un reciente informe de la Comisión Europea estima que la UE recibirá 40 millones de inmigrantes antes del 2050, pero que aun así no serán suficiente para compensar el envejecimiento de la población. En España, el economista Josep Oliver cifra en cuatro millones ese déficit antes del 2020. De ahí también la iniciativa de Bruselas de crear una tarjeta azul que facilite la entrada de extranjeros con estudios superiores.

Joaquín Arango, de la Universidad Complutense de Madrid, ha recordado que “en términos relativos la magnitud de los flujos migratorios ha tendido a reducirse”. Y el más claro ejemplo es Estados Unidos, que en el 1907 recibió 1.700.000 nuevos inmigrantes, un número nunca superado. Otros países que en su día acogieron gran número de inmigrantes, como Argentina, Brasil, Canadá o Australia, tampoco han vuelto a igualar esas cifras. En cambio, ahora hay una cuarentena de países receptores, distribuidos en cuatro áreas: Norteamérica, la UE, la zona petrolera del golfo Pérsico y la parte occidental del Pacífico. Aunque los dos grandes pasos entre sur y norte siguen siendo el río Grande (entre México y Estados Unidos) y el Mediterráneo (con tres zonas de paso por el estrecho de Gibraltar, el sur de Italia y Grecia).

Hay también un grupo de países receptores, que responden a fenómenos aislados, como son Israel, Costa Rica o la República Sudafricana. Y finalmente está el caso de Rusia, Ucrania, India y Pakistán, con un elevado número de migrantes de su entorno. Otro cambio en el mapa de las migraciones, señalado por Arango, es el de los países llamados de tránsito, cada vez más numerosos. Los jóvenes que huyen de Cachemira viajan hasta Etiopía y, de allí, a Senegal a esperar la oportunidad para saltar a España. Miles de subsaharianos pasan por Marruecos, Argelia, Libia o Egipto para llegar un día a Europa. Otros países convertidos en zona de paso son Turquía, Tailandia, Malasia y Argentina, aunque a veces las estancias de esos emigrantes se alargan meses y años.

Otros cambios afectan a la tipología. El inmigrante del siglo XXI encuentra más facilidades para mantener relaciones con su país. Llega con el móvil - aunque lo haga en patera-, mantiene el contacto familiar gracias a internet y puede viajar a bajo coste. “Eso significa que mantiene su doble identidad o doble territorialidad, lo cual no debe ser un obstáculo para la integración y además puede facilitar el codesarrollo”, añade Dumont. Otro de los debates se centra en el papel que tienen las remesas en el desarrollo de los países de origen. En el 2006, sólo desde la UE se enviaron 26.000 millones de euros.

diumenge, 1 de febrer de 2009

Los hijos bastardos de la Globalización

Us deixo un video montatge d'una cançó del grup de música SKP (no tot han de ser textos i documents ;-). De fet, són molts els grups de música d'arreu del món han fet de la nova situació política i econòmica tema central d'algunes de les seves lletres. La veu crítica de tots aquests grups ha de servir per movilitzar consciències, prendre decissions i lluitar contra la pobressa i degradació del planeta. Un altre exemple a nivell nacional és el del curiós Padre Jhony.

En l'esfera internacional també podem trobar lletres referents a la globalització i al domni de les grans corporacions. Alguns exemples són:


Lletra

G8 i grups antiglobalització

El Grup dels vuit (G8), és un grup de països industrialitzats, amb un pes polític, econòmic i militar molt rellevant a escala mundial, que es va originar arran de la crisi petroliera mundial de 1973 i la recessió global subsegüent.

Està integrat pel Canadà, França, Alemanya, Japó, Itàlia, els Estats Units, el Regne Unit i Rússia. Aquest grup organitza una cimera anual de caps d'estat per a discutir i prendre decissions sobre qüestions econòmiques i temes polítics; I és aquí, en cadascuna d’aquestes cimeres, on els grups antiglobalització, antisistema i anti el que faci falta es manifesten.


L'antiglobalització, alterglobalització o altermundisme és un corrent de diversos moviments polítics i socials que protesten contra les formes i els mètodes que està prenent l'actual procés d'integració econòmica global, dirigit per la Organització Mundial del Comerç, el Fons Monetari Internacional i el Banc Mundial. Aquest corrent engloba grups socialdemòcrates, col·lectius diversos, ecologistes, socialistes, anarquistes, etc.
Les principals crítiques d'aquests moviments són la falta de transparència i de participació ciutadana en aquest procés, l'absoluta insostenibilitat del sistema i que la vessant actual beneficia bàsicament a les empreses transnacionals i als individus més rics .